Misionología

PEQUEÑA INTRODUCCIÓN

Hola, si hay algo que le es propio al cristianismo, eso es la MISIÓN, porque la Iglesia o es misionera o no es misión, sin importar la denominación, su tendencia (Ortodoxa, Católica, Luterana, Presbiteriana, Anglicana, Evangélica, Bautista, Pentecostal, etc.), su ubicación geográfica, están llamados desde las palabras de Jesús en los Evangelios a ser misionera.

La Iglesia es y existe para evangelizar: “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”(1 Tm 2, 4). Esta es la misión que Cristo ha confiado a la Iglesia: “Id por todo el mundo y haced discípulos a todos los pueblos…” (Mt 28, 19). Dicha índole misionera se basa en la misma dinámica trinitaria: tiene su origen en la misión del Hijo y la misión del Espíritu Santo según el plan de Dios Padre (LG 2).
La Iglesia no se puede entender en sí misma, autosuficiente, aislada; si fuera así, no tiene razón de ser. La Iglesia es sujeto y protagonista de la misión de Cristo tanto ad intra como ad extra. En este sentido, no se trata de un ente etéreo ni debemos entenderla como una estructura, sino como una realidad que se concreta en las personas bautizadas que a ella pertenecen –una comunidad– y que por el mismo bautismo han de responder a su vocación: participar en la misión de Cristo desde un lugar geográfico concreto y un contexto social y cultural determinado.

descarga (1)

Por eso, vamos a llevar a cabo una pequeña reflexión teológica sobre la obra de la misión en el cristianismo, para ello miraremos la Sagrada Escritura con el fin de ver los pasos de la misión en los primeros tiempos de la cristiandad.

Pasaremos por alto algunos temas muy importantes dentro de la actual obra misionera, por el lado católico no veremos en detalles las Obras Misionales Pontificias (OMP), ni el rico legado de tantas denominaciones y grupos surgidos por el lado de la reforma, nos limitaremos a temas básicos del cristianismo y a los documentos más significativos y universales de la gran variedad que, a Dios gracias; es el cristianismo.

Revisaremos las constantes de la Misión, o sea, aquellos parámetros que se dan siempre en toda acción misional; sin dejar de lado los documentos católicos “Ad gentes” y “Cooperatio Misionalis”, además de los documentos protestantes de “Lausana”.

Cada tema va acompañado con una guía base o los documentos a tratar, eso no significa que son los únicos textos que se deben utilizar para la reflexión, sino sería una reflexión parcial y no dejaría sacar buenos frutos de los temas tratados.

TEMA I  

Hechos de los Apóstoles: seguimiento de la Iglesia en la misión

Reflexión Bíblica, la misión vista desde el libro de los Hechos de los Apóstoles. Todo el libro de los Hechos de los Apóstoles se debería leer en clave misionera ya que es el texto de la Biblia que nos enseña el actuar de las personas que hicieron las primeras comunidades, por ende, las primeras misiones; a su vez, nos detalla el libro siete pasos bien concretos que debe llevar a cabo cada cristiano misionero.

Las claves de la reflexión van en 7 pasos, basados en el libro, de Stephen Bevans y Roger Schoeder, Teología para la misión hoy, constantes en contexto; que dan la pauta de las primeras misiones:

1r: paso: antes de Pentecostés (Hch 1)

2º paso: Pentecostés (Hch 2)

3r paso: Esteban (Hch 6)

4º paso: Samaría y el eunuco etíope (Hch 8,4ss)

5º paso: Cornelio y familia (Hch 10)

6º paso: Antioquía (Hch 11,19-30)

7º paso: la misión a los gentiles Hch 13-28)

Misionera por naturaleza

TEMA II

Constantes en la misión

Siguiendo las directrices del libro “Teología para la misión hoy” encontramos seis constantes, seis temáticas doctrinales, a las que la Iglesia debe permanecer fiel en todo su quehacer misionero. La interacción y la articulación de éstas –cristología, eclesiología, escatología, salvación, antropología y cultura– determinarán la manera en que la práctica misionera de la Iglesia se plasmará y vivirá en los diversos periodos de la historia. Para ayudar a discernir los modelos recurrentes dentro de la rica diversidad de tradiciones teológicas cristianas, se apoyan en tres tipologías: el tipo A que plantea la misión como salvación de las almas y expansión de la Iglesia; el tipo B, la misión como descubrimiento de la verdad; y el tipo C, la misión como compromiso de liberación y transformación.

1) Como salvación de las almas y expansión de la Iglesia,

2) la misión como descubrimiento de la verdad,

3) la misión como compromiso de liberación y transformación

Ustedes son testigos de estas cosas

TEMA III

Documento Católico “Ad Gentes”

El decreto “Ad Gentes” contribuye a dar mayor respiro a la acción pastoral, mayor apertura y amplitud, al mismo tiempo que la lleva a reafirmar y redescubrir el núcleo esencial de su cometido: la evangelización: “El fin propio de esta actividad misionera es la evangelización y la plantación de la Iglesia en los pueblos o grupos humanos en los cuales no ha arraigado todavía” (AG 6). “La razón de esta actividad misionera se encuentra en la voluntad de Dios […] Es necesario, pues, que todos se con viertan a Él, conocido por la predicación de la Iglesia, y por el bautismo sean incorporados a EI y a la Iglesia. […] incumbe a la Iglesia la necesidad, a la vez que el derecho sagrado, de evangelizar, y, en consecuencia, la actividad misionera conserva integra, hay como siempre, su fuerza y su necesidad” (AG 7). EI término “evangelización”, en realidad poco presente en los documentos del Vaticano II, ya que nace de la reflexión de este documento, ha experimentado en el posconcilio una verdadera explosión de actualidad. Dan fe de ello incontables documentos, congresos y programas pastorales.

ad_gentes_-_con_hipervnculos

El sentido teológico de la Misión

TEMA IV

Documento Católico “Cooperatio Misionalis”

La Cooperación Misionera ayuda a que toda la Iglesia participe y colabore activamente con la misión universal de la Iglesia, tanto en la misión ad gentes como en la nueva evangelización. Esta cooperación misionera se realiza de tres maneras:

  • Cooperación Espiritual: la oración y el sacrificio ofrecido por los misioneros, son el motor de la misión y la fuente de gracias y fuerza para los misioneros.
  • Cooperación Material: la colaboración con dinero u otros bienes, constituye un aporte fundamental para el sostenimiento de las misiones y los misioneros.
  • Cooperación con Misioneros: consiste en la prestación de servicios misioneros temporales.

COOPERATIO MISSIONALIS

TEMA V

Los documentos Protestante de Lausana

HISTORIA
El Movimiento de Lausana surgió del Congreso Internacional de Evangelización Mundial en Lausana, Suiza, en 1974 convocado por el Rvdo. Billy Graham y el Obispo Jack Dain.  Aquella reunión de 2,700 líderes cristianos de 150 naciones produjo el Pacto de Lausana, el cual ha sido  aclamado como quizás “la confesión ecuménica más significativa sobre evangelismo que la iglesia jamás haya producido en su historia.”  El comité de redacción del Pacto de Lausana fue presidido por John Stott.  El tema unificador del Movimiento de Lausana y el Pacto de Lausana es una cooperación en la evangelización holística mundial.

La historia de Lausana se inicia con el evangelista Dr. Billy Graham. A medida que comenzó a predicar a nivel internacional, desarrolló una pasión por “unir a todos los evangélicos en la tarea común de la evangelización total del mundo.

En 1966, la Asociación Evangelística Billy Graham, en colaboración con los Estados Unidos Christianity Today magazine, patrocinó el Congreso Mundial de Evangelización en Berlín. Esta reunión señaló a 1.200 delegados de más de 100 países, e inspirado nuevas conferencias en Singapur (1968),

Minneapolis y Bogotá (1969) y Australia (1971).Poco después, Billy Graham percibe la necesidad de una más grande, más diversa Congreso para volver a marco de la misión cristiana en un mundo de agitación social, política, económica y religiosa. La Iglesia, a su juicio, había que aplicar el Evangelio al mundo contemporáneo, y trabajar para entender las ideas y los valores detrás de los rápidos cambios en la sociedad. Él compartió su pensamiento con 100 líderes cristianos, procedentes de todos los continentes, y afirmó la necesidad. Sería una reunión oportuna.

El Primer Congreso de Lausana

En julio de 1974 unos 2.700 participantes e invitados de más de 150 naciones se reunieron en Lausana, Suiza , durante diez días de debate, el compañerismo, la adoración y la oración. Dada la variedad de nacionalidades, etnias, edades, profesiones y afiliaciones de la iglesia, la revista Time lo describió como “un foro formidable, posiblemente la reunión widestranging de los cristianos jamás celebrada.

Entre los oradores estuvieron algunos de los pensadores más respetados del mundo cristiano de la época, incluyendo a Samuel Escobar, Francis Schaeffer, Henry Carl y John Stott. discurso en sesión plenaria Ralph Winter, en la cual presenta el ‘grupos no alcanzados de la gente el término, fue aclamado como “uno de los eventos hito en la misionología. Algunos pedían una moratoria en las misiones extranjeras, pero de invierno argumentó lo contrario. Miles de grupos se quedaron sin un solo cristiano, y que no tienen acceso a las Escrituras en su lengua, la evangelización para cross-cultural necesario para ser la principal tarea de la Iglesia.

El Pacto de Lausana

Un logro importante del congreso fue desarrollar el Pacto de Lausana. John Stott presidió el comité de redacción y se describe mejor como su principal arquitecto. Este iba a ser una alianza con Dios, declarado públicamente, y un Pacto entre sí, sino que ha demostrado ser uno de los más utilizados ampliamente en los documentos de historia de la iglesia moderna. El Pacto ha ayudado a definir la teología evangélica y la práctica, y ha establecido el escenario para muchas nuevas asociaciones y alianzas. En el último día del congreso, que se firmó públicamente por Billy Graham y el obispo anglicano Jack Dain de Sydney, Australia. Desde entonces, ha sido firmado personalmente por miles de creyentes, y continúa sirviendo como base para la unidad y una llamada a la evangelización mundial.

Al reflexionar sobre el impacto del congreso de 1974, John Stott escribe: “Muchos una conferencia se ha parecido a un espectáculo de fuegos artificiales. Se ha hecho un ruido fuerte y sistema de iluminación del cielo nocturno de unos segundos brillantes breves. ¿Qué es lo emocionante sobre Lausana? es que su fuego sigue desencadenar otros fuegos”.

Desde el Comité para un Movimiento

Más del 70% del Congreso instó a que un Comité de Continuación se establecerá, para construir sobre los logros alcanzados. En enero de 1975 este grupo, nombrado por el Congreso, se reunió en la Ciudad de México con el Obispo Jack Dain en la silla. Algunos miembros presionados por un enfoque exclusivo sobre la evangelización, otros a favor de un enfoque más amplio y holístico. El Comité estuvo de acuerdo en un objetivo unificado para ‘promover la misión total bíblica de la Iglesia, reconociendo que en esta misión de servicio sacrificial, la evangelización es primordial, y que nuestra especial preocupación debe ser el [entonces 2.700 millones] de personas no alcanzadas del mundo. ‘  Este objetivo sigue caracterizando El Movimiento de Lausana.

El Comité invitó a Gottfried Osei-Mensah, de Ghana para servir como su primer Secretario General, y de nuevo se nombró el Comité de Lausana para la Evangelización Mundial. Se unidos por el Pacto y por lo que Billy Graham primero llamado “el espíritu de Lausana”, ejemplifica el espíritu de la oración, el estudio, la asociación y la esperanza – en, confiamos, un espíritu de humildad. Según Leighton Ford, primer presidente de la Comisión, fue el espíritu de Lausana un nuevo compromiso y urgente de la evangelización del mundo en todos sus aspectos, una nueva actitud de cooperación en la tarea, y una nueva sensibilidad cultural con el mundo a la que son llamados. ” Cuando la Comisión se reunió el año siguiente, en Atlanta, su objetivo definido fue dividida en cuatro funciones: la intercesión, la teología, la estrategia y la comunicación. Un grupo de trabajo para cada uno se creó, y los cuatro de estos grupos siguen siendo ahora.

Continuando Impacto

A lo largo de su historia, el Movimiento de Lausana ha preferido permanecer estructuralmente pobre. Se esfuerza por ser un catalizador para nuevas asociaciones y alianzas estratégicas entre los cristianos misionales de ideas afines que orar, planear y trabajar juntos para la evangelización mundial. Su poco personal son en gran parte apoyada, y su presidencia de dichos comités son voluntarios, a menudo asumiendo el papel de Lausana en la parte superior de otras importantes responsabilidades. Sus estructuras son simples, con tentáculos en 200 naciones. Lausana no pretende ser ampliamente conocidos, sino que no se esfuerza para hacer un nombre por sí mismo, sino para servir a la Iglesia.

Desde 1974, docenas de conferencias relacionadas con el Lausana se han convocado. reuniones globales incluyen la Consulta sobre la Evangelización Mundial (Pattaya 1980), la Conferencia de Líderes Jóvenes (Singapur 1.987), el Foro para la Evangelización Mundial ( Pattaya 2004 ) y más jóvenes “Reunión de Líderes del (Malasia 2006). Lausana ha inspirado a muchas redes regionales y de las conferencias-tema, como el Comité de Lausana Asia sobre Evangelización (ALCOE), chino Centro de Coordinación para la Evangelización Mundial (CCCOWE), una serie de congresos de Nigeria en la evangelización del mundo, y varias consultas internacionales sobre judíos evangelismo .

Los principales segundo congreso, conocido como Lausana ll (Manila, Filipinas, julio de 1989) señala tres mil participantes de 170 países, incluyendo Europa del Este y la Unión Soviética, pero no con tristeza China. Lausana II produjo el Manifiesto de Manila, como una expresión social de sus participantes. Esta declaración, de 31 de las cláusulas elaboradas en el Pacto de Lausana, después de 15 años. ll Lausana fue el catalizador de más de 300 asociaciones y nuevas iniciativas, en el mundo en desarrollo y en otros lugares. Su importancia se aprecia mejor a través de la amplia influencia de este tipo de iniciativas.

Reuniones de Lausana han producido a menudo documentos históricos conocidos como Documentos de Lausana (LOPS) . La mayor parte de la atención temprana LOPS en el testimonio cristiano a grupos específicos, como los hindúes, los budistas, los refugiados y los cristianos nominales. El Foro de 2004 en Pattaya generado 31 LOPS en una amplia gama de áreas, incluyendo la bioética, business-as-misión, la persecución de los cristianos, y la globalización.

Ciudad del Cabo 2010

El Tercer Congreso de Lausana para la Evangelización Mundial se celebró en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, 16-25 de octubre de 2010. El objetivo de Ciudad del Cabo 2010 era volver a estimular el espíritu de Lausana, como se representa en el Pacto de Lausana, y así promover la unidad, la humildad en el servicio, y una llamada a la evangelización mundial activo.

Unos 4.000 líderes de 198 países asistieron en calidad de participantes y observadores, y miles más han participado en seminarios, universidades, iglesias, y por medio de agencias misión y redes de radio a nivel mundial, como parte de la Globalink Ciudad del Cabo.

Iniciado en el año previo al Congreso, y se extiende más allá de ella, es la conversación en el Mundial de Lausana  http://www.lausanne.org / conversación. Se trata de involucrar a los líderes evangélicos en todos los continentes.

El último mandato de Cristo en la tierra nunca ha sido revocado. Queremos que muchas más para escuchar y responder al evangelio de Cristo, y crecer en su fe, y ellos mismos a ser evangelistas, para la gloria de Dios. Debemos trabajar juntos como proclamar y defender el mensaje eterno de una manera contemporánea y culturalmente apropiados. El siguiente capítulo de la historia de Lausana está siendo escrito.

LAUSANA I lausanne covenant

LAUSANA II manila manifesto

Lausana III El Compromiso de Ciudad del Cabo

el pacto de lausana y el movimiento misionero transcultural latinoamericano